jueves, 15 de mayo de 2008

CRM

Hoy recogiendo documentación de los armarios, me he encontardo todo lo que guarde relacionado con el CRM allá por el 2003 y el 2004, me vienen recuerdos de la campaña tan fuerte que hubo sobre esta herramienta de Marketing "la empresa que no tuviera un buen CRM instaurado no vería su empresa crecer". Aunque sabía en que consistía el CRM me interesé por ampliar mis conocimientos sobre él y fui a un par de charlas-coloquios sobre el tema y al final siempre acababan igual, un representante de software intentando colocarte "el mejor programa adaptado a tu empresa". Creo que los únicos que hicieron un buen marketing fueron las compañias de software que crearon en el mundo empresarial la necesidad de tener un buen programa de CRM.

No quiero quitar importancia al CRM porque efectivamente, conocer y manejar todo la relación que existe entre la empresa y sus clientes es muy importante, pero viéndolo desde hoy y con la documentación que he tenido en mis manos, en esa temporada se le dio una importancia desmesurada al control total de la información a través de los programas maravillosos.

3 comentarios:

Óscar Bilbao dijo...

Hola RdM,

Creo que tienes razón. Pero es un problema de estrategia de empresa, sobre todo (y como todo)

Conozco varios casos de empresas (sobre todo entidades bancarias) que se gastaron auténticas fortunas en programas CRM (que, al fin y al cabo, no es más que eso, un software)pero que a la hora de segmentar les da lo mismo un joven de 16 que uno de 29. "Total, hacemos algo fresquito..."

Muchas de esas empresas se lanzaron a "eso del CRM" porque se lo vendieron muy bien y porque ellas mismas quisieron creer que era la panacea. Que le dabas al botón y venga, "segmentación a la medida de sus necesidades".

Y no. El CRM (el auténtico) es una filosofía, una forma de entender la relación con el cliente. Y (como todo) hay que trabajárselo, interpretarlo, buscar nichos, buscar mensajes...

Pero, por encima de todo, hay que saber qué vamos a hacer con él. Hay muchas empresas que se metieron en ello que, para lo que hacen, les bastaba seguir con el EXCEL de toda la vida (que ya puestos, también es CRM)

Vamos, que si uso el coche para ir al Carrefour, no necesito un Ferrari.

Responsable de Marketing dijo...

Dices una cosa muy importante, que muchas empresas despues de instaurar un programa de CRM no supieron que hacer la información que se obtenia y fue una perdida de dinero de esfuerzo y la perdida de fé en le filosofia del CRM.

Óscar Bilbao dijo...

Totalmente de acuerdo.